La plancha se debe limpiar en todo momento fría y desenchufada. Si tiene pocas manchas, puede ser suficiente con detergente y un paño húmedo, y los restos se retiran con un paño seco.

Para quitar las manchas negras o oscuras de la plancha, se coloca papel de periódico formando un colchón, se pone una capa de sal gorda, se enchufa la plancha y una vez tibia se pone sobre la sal. La suciedad que se quite perfecto, la que falte se limpia con un trapo.

Para limpiar los orificios de la plancha de vapor, un cepillo mojado en vinagre puede ayudar bastante. En plancha de vapor también se puede calentar a temperatura mínima, cerrar la salida del vapor y frotar la superficie con la ayuda de una vela. Después, se limpia con esponja de acero fina, se abre el vapor para que salga y los agujeros queden bien.

Si existe caliza en el tanque, el vinagre puro es bueno después de haber calentado la plancha, desenchufado y dejado reposar varias horas, se escurre y enjuaga.

Ver: empresas de limpieza en Alicante

About The Author

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.