Primero tenemos que evaluar el terreno: superficie de la grieta, profundidad de la fisura y localización, para ver la magnitud de la grieta, considerándose grieta pequeña una de menos de 3 milímetros.

Para empezar a tapar la grieta es muy importante eliminar el polvo que haya, así como la arena o cualquier otra cosa que  no deba estar.

Una masilla tapagrietas (como la de la foto, pero de la marca que quieras) es la ideal para las grietas pequeñas, simplemente tienes que aplicarla sobre la fisura, esto se puede hacer con una espátula y con cuidado para que quede bien.  La espátula debe ser flexible y se debe presionar bien y alisar, creando una superficie perfecta. Puedes comprarla o fabricarla con cemento blanco y agua. También se puede aplicar enduído plástico o algo de yeso en la grieta, lijando un poco y pintando.

Para que quede bien, si se trata de una superficie o pared pintada, habría que pintar esta zona tapada con el mismo color que el resto de la zona, incluso se puede aprovechar para pintar todo.

Es muy importante tapar las grietas cuanto antes para que no se hagan mayores con el tiempo y se de lugar a situaciones peores.

About The Author

Related Posts

2 Responses

Leave a Reply

Your email address will not be published.