En otro artículo comentábamos cómo tapar grietas pequeñas, sabiendo que cubrir grietas grandes puede llevar otro proceso, ya que para cubrir grietas grandes podemos usar bandas tapagrietas para no sólo cubrirlas sino prevenir su reaparición, aunque  esta opción es la más práctica también es la de mayor coste, otra opción es crear una pasta con cemento blanco y agua o comprarla en una tienda especializada ya que hay masillas universales preparadas para tapar grietas grandes mayores de 10 cm de profundidad.

Primero tenemos que agrandar la grieta para que se adhiera mejor, y eliminar los restos y polvo un una espátula. Más tarde, debemos humedecer un poco la superficie para que el tapagrietas se adhiera mejor. Se hace la pasta para tapar la grieta y se aplica con una espátula estrecha buscando con ella conseguir que quede a la misma altura de la pared, alisando hasta que quede perfecta.

Una vez hecho todo esto se utiliza papel de lija para alisar la superficie, y si la pared está pintada es importante volver a pintarla para que quede la pared perfecta.

De esta manera conseguirás tapar cualquier grieta que aparezca, tanto en la pared como en cualquier otra parte de la casa, es importante que cojas la grieta en los primeros momentos para evitar grietas muy grandes o que se expandan más las grietas por la casa.

About The Author

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.