Antes de taladrar un azulejo, o cualquier zona, se debe comprobar que no existen cables o tuberías en la zona a taladrar.

Hay que tener en cuenta que los azulejos son una superficie básica que no está preparada para taladrar y que por ello puede romperse, y aunque lo principal será la práctica el objetivo es romper el menor material posible. Es importante contar con azulejos de repuesto, por si se rompen.

Para taladrar, hay que coger el taladro con firmeza, colocar la broca en el fijador justo en la zona que corresponde a su número. Se requiere una máquina de taladrar, una broca especial para cerámica y un fijador de brocas. Como hemos dicho, se sujeta con firmeza el taladro y aprieta el botón. Se debe señalar la zona donde que quiere hacer el agujero, poniendo la broca en ese punto. Hay que hacer presión en el fijador para que no se mueva.

Para evitar que el azulejo se rompa, se pueden pegar dos trozos de cinta adhesiva formando una cruz justo en el sitio donde se quiere poner el agujero, se coloca la broca en la intersección de esos trozos y listo. Además, no se recomienda hacer agujeros en las juntas.

About The Author

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.