Soluciones a problemas de tubos fluorescentes

Los tubos fluorescentes pueden tener algunos problemas de fácil solución, a pesar de que muchas personas a la mínima dificultad tienden a cambiarlo por otro o llamar a un electricista. Ya que conocemos las bombillas de bajo consumo, ahora pasamos a cómo reparar problemas en los tubos fluorescentes.

  1. Si el tubo cuenta con bordes negros habrá que cambiarlo ya que está agotado o se está agotando.
  2. Si se escucha un ruido como de electricidad, quiere decir que la reactancia trabaja mal por lo que hay que revisar las conexiones y fijarlas mejor en caso de que sea necesario. Si sigue el problema, se debe comprobar la potencia máxima de la reactancia.
  3. Si el tubo parpadea es que se está agotando, por lo que hay que cambiarlo, o se encuentra trabajando debajo de la temperatura de 10 grados, por lo que se puede comprar reactancia adaptable a temperaturas bajas si es necesario.
  4. Si el tubo no enciende, se puede comprobar si llega voltaje, o cambiar el cebador. En última instancia, se puede cambiar el tubo y la reactancia.
Escrito por bea | 14 de noviembre de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Arreglos rápidos y Electricidad | Etiquetas: ,

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta