Problemas de las persianas enrrollables

Las persianas enrollables son una buena solución para elegir la cantidad de luz que se necesita en la habitación, y es que el mecanismo no ocupa lugar y es fácil de utilizar, aunque las cintas de las persianas también pueden romperse, enredarse o incluso desgastarse.

Hay que abrir el cierre para ver dónde está el problema. Se han de retirar los tornillos o aquello que una las cintas para quitarlas y ver cómo están, luego se quita la tapa donde se enrollan las cintas y mirar qué ha podido pasar.

En ocasiones, la solución se encuentra en poner una nueva cinta igual que la que había. Para ello hay que elegir una cinta con el mismo ancho teniendo en cuenta que se compra la cuerda adecuada. Antes de hacer nada hay que mirar qué se hace y cómo está montada la cosa para volver a tener la persiana como estaba.

En otras ocasiones basta con coser la parte de la cinta desprendida o solucionar el problema.

Para mantener en buen estado el sistema, se recomienda poner aceite de lubricación en una cantidad adecuada, sin pasarse.

Escrito por bea | 16 de noviembre de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Persianas | Etiquetas: ,

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta