Consejos para limpiar cuero

El cuero es un material claro y caro, lo que hace que se necesite muchos más cuidados que otro material pese a lo resistente que es. Por eso mismo, es necesario además saber limpiar el cuero para poder mantenerlo en perfecto estado.

Se puede limpiar con algo de jabón líquido, aceite de oliva y un trapo suave. Se debe poner un paño ligeramente húmedo con jabón limpiando la zona con el trapo, aunque si se va a limpiar una pequeña zona se debe humedecer con una esquina. Se humedece otro trapo para quitar los restos de jabón, y después se debe secar con otro trapo.

Además, frotando un paño seco con algo de aceite se mejorará el resultado.

Por otra parte, para las manchas se puede utilizar también un paño humedecido en cerveza o frotar una cáscara de naranja, o paño humedecido (en cueros claros) con clara de huevo batida en punto de nieve (importante esto último).

Para una limpieza general, al menos 2 veces al año, se debe utilizar un producto especial para cuero, champú y crema para hidratar y proteger.

Si es un cuero demasiado delicado, es mejor encargar la limpieza a una persona especialista.

Escrito por bea | 26 de diciembre de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Limpieza | Etiquetas: ,

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta