Cómo pintar una camiseta

Si se quiere tener una camiseta original, no es necesario pagar grandes cantidades por una, se puede utilizar una que haya por casa o comprar una básica por muy pocos euros para personalizar.

¿Qué se necesita? Una fotografía del motivo elegido (claro está, lo que quieras que aparezca en la camiseta), papel de calco (en tiendas de manualidades, librerías e incluso algunos todo a cien), una tabla de madera (de corte de la cocina vale), un lapicero, pinturas de telas, pinceles, algo donde limpiar los pinceles, pinzas de ropa, telas blancas de algodón y una plancha.

Se pone la camiseta en la tabla estirando bien la tela. Se pone el papel de calco y después la fotocopia con el motivo elegido. Se pone las pinzas de ropa para evitar que la camiseta se mueva. Para calcar se puede utilizar un lapicero bien afilado sin apoyar mucho en el papel de talco.

El dibujo ya está en la camiseta, aunque falta algo más. Se vuelve a estirar la camiseta y se ponen las pinzas poniendo debajo unos trozos de tela o cartón para no dejar marcas. Y es que ahora se tendrá que perfilar el dibujo con pintura blanca y después se empieza a pintar tal como se espera.

Después se debe dejar secar de un día a dos, y para fijar los colores se utiliza el calor de la plancha (sin vapor) poniendo un trapo sobre la tabla de planchar y otro encima del dibujo.

Aunque no es la única forma de pintar camisetas, sí es una interesante y sencilla.

Escrito por bea | 23 de febrero de 2013 | 0 comentarios
Categorias: Manualidades | Etiquetas: ,

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta