Cómo pintar el cabecero de la cama

Una buena idea para decorar la casa, y especialmente el dormitorio, es pintar la pared del cabecero. Con unos sencillos pasos y una adecuada selección del color se puede tener una habitación totalmente nueva sin casi ningún gasto ni esfuerzo.

Lo primero que hay que hacer es delimitar la pared con cinta de carrocero protegiendo suelo y zócalo con plástico así como las conexiones eléctricas con la cinta.

Después hay que quitar las imperfecciones en la pared, si es que las hay, con una pasta niveladora al agua, flexible, ligera y que se adhiera bien. Se deja secar y se lija con suavidad, retirando después el polvo que haya quedado. Así queda preparada la superficie.

Posteriormente, se aplica imprimación multiuso al agua en las zonas que se ha reparado para proteger la superpie. Después, con una brocha se pone esmalte acrílico al agua empezando por las zonas de unión. Se sigue con el rodillo de pelo corto poniendo el producto en varias direcciones hasta cubrir la superficie, se dan dos manos.

Después se quitan las protecciones y se deja secar. Un tiempo después, ya está listo el “nuevo” dormitorio.

Escrito por bea | 29 de marzo de 2013 | 0 comentarios
Categorias: Pintura | Etiquetas: ,

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta