Cómo limpiar la lámpara de la cocina

Lo primero que hay que hacer antes de limpiar la campana de la cocina es desenchufarla de la corriente eléctrica, o apagarla directamente. Las piezas que se pueden quitar se desmontan para limpiar.

Para limpiar una campana extractora de acero inoxidable quitando la grasa se puede utilizar un producto contra la grasa en spray, aplicando directamente para después quitar los restos con un trapo húmedo. No se ha de utilizar ningún tipo de estropajo.

Lo importante es secar de forma muy rápida y con trapo sin pelusas.

Las rejillas pueden ir a remojo y se pone un quitagrasas dejando actuar hasta un cuarto de hora. La parte de fuera de la campana, sin grasa, puede limpiarse con agua, jabón y un trapo húmedo, aunque si es acero inoxidable lo antes indicado con algún producto especial.

Un  producto para quitar las grasas no es mala solución, ya que existen sprays antigrasas realmente económicos, desde 1 euro hasta más (según la marca y calidad). Pero también existe una alternativa interesante, que es con limón, se ponen una olla (o más si se necesita) a cocer con agua y se pone el zumo de dos limones, se quita del fuego y se deja enfriar. Una vez templada, se limpia con una bayeta sin pelusas.

Una vez hecha la limpieza, sólo queda volver a montar la campana.

Escrito por bea | 23 de diciembre de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Limpieza | Etiquetas: ,

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta