Cómo limpiar baldosas

Una de las tareas más difíciles, sobre todo cuando va pasando el tiempo y el tiempo y no se hace una limpieza a fondo, es la limpieza de las baldosas, pero sobre todo la limpieza de las juntas de las baldosas.

Existen varias opciones para limpiar las baldosas, prestando especial atención a las juntas, y una de ellas es limpiar con lejía y un cepillo. Otra opción muy buena es utilizar amoníaco con un cepillo, o incluso puedes probar con un limpiajuntas que se vende en muchos establecimientos. Todas estas técnicas funcionan muy bien, y puedes utilizar un cepillo de dientes viejo, sobre todo cuanto más duro mejor para poder dar con más fuerza y efectividad.

Otras opciones para las manchas de las baldosas, o incluso para limpiar las lechadas, son el vinagre, o incluso hay quien comenta la utilidad del agua de cocción de patatas.

En el bricolaje y otros aspectos de la vida, lo importante es la prueba y error hasta dar con la mejor solución para el fin que se busca. Puedes probar con alguna de las soluciones que te ofrecemos hasta encontrar la que mejor funciona en tu hogar, y en este caso, en tus baldosas, dejándolas limpias y brillantes, como nuevas.

Escrito por bea | 21 de abril de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Limpieza | Etiquetas: ,

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta