Cómo hacer cola o pegamento casero

Si estás en medio de un trabajo o simplemente necesitas algo y se te ha acabado la cola, puedes hacer un pegamento casero muy sencillo.

¿Qué se necesita? Harina y agua, como podemos ver ingredientes muy económicos y accesibles.

Tan sólo es necesario diluir harina en un poco de agua fría, se deja cocer a fuego moderado la papilla hasta que se acabe condensando y tenga consistencia, más o emnos unos quince minutos cocinando. Después se deja que se enfríe y se utiliza. Es especialmente indicado para pegar cartón o papel.

Si se hace un pegamento casero con harina (que puede ser de trigo, maíz o maicena), en una cantidad de 150 gramos de harina por litro de agua dejando hervir el agua y añadiendo la mezcla removiendo después con una cuchara de madera hasta que se espese y se quite para dejar enfriar, si a esto se le añade una cucharadita de vinagre puede durar más tiempo.

Si se quiere pegar porcelana, se puede utilizar el zumo de un diente de ajo.

Otro pegamento casero se puede hacer diluyendo gelatina en agua fría, se calienta a baño de maría y se deja entibiar. Después se añade vinagre con glicerina mezclando muy bien, se deja enfriar y se tapa. Se guarda muy bien en lugar seco y oscuro en un frasco en que se indique la fecha de elaboración ya que suele caducar a los seis meses.  Si se cuaja, se puede calentar al baño de maría antes de usar.

Escrito por bea | 16 de marzo de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Colas y pegamentos | Etiquetas: ,

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta