Cómo desatascar el fregadero

Existen varias formas de desatascar el fregadero. Antes de nada se debe comprobar si hay suciedad  en la superficie del desagüe. Se puede empezar probando con el chupón o desatascador, algo de agua. Con un trapo se puede taponar las entradas mientras se utiliza el chupón, es muy importante realizar esto para mayor efectividad.

También se puede comprar un líquido especial para desatascar el fregadero, uno bueno. Siempre se puede utilizar sosa cáustica, pero intentar no llegar a utilizarla.

Si no es suficiente, se debe desmontar el sifón del fregadero y limpiar todos los tubos que haya. Tan sólo es necesario quitar el tapón de evacuación, desmontar las roscas y lavar los tubos. Si no es suficiente, se debe desmontar los tubos todo lo que se pueda , y limpiar quitando lo atascado con un alambre con la punta doblada en U que se debe ir girando hasta encontrar el atasco.

Se pueden hacer muchas más cosas, como poner posos de café utilizados durante unos minutos y dejar reposar, esto es bueno para atascos fáciles. Existen líquidos especiales, y algunos naturales, a los que se puede recurrir siempre que lo demás no funcione.

Escrito por bea | 19 de agosto de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Fontanería | Etiquetas: , ,

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta