Cómo arreglar una piscina

Arreglar las piscinas puede ser muy sencillo si se sabe cómo y se conoce el problema. Si se necesita un retoque, solamente se utilizará pintura y espátula, cada cierto tiempo es recomendable pintar y reparar cualquier grieta, esto es recomendable para que no siga creciendo las grietas y que el agua mine el terreno de su alrededor. Aunque lo mejor es mantenerla bien para así no tener que arreglarla con frecuencia.

1-      Grietas: trata de romper hasta donde llega la grieta, luego utiliza un cemento especial para rellenar la grieta, trata de utilizar los mismos materiales para la superficie, si pones gresite, trata de haber roto solo los gresites dañados.

2-      Tuberías dañadas: Una tubería dañada de una piscina, puede significar la destrucción completa o parcial de ella. Recurre a los planos realizados por ti o por una compañía, identifica, si es tubería de agua limpia o es el desagüe, luego trata de reemplazar lo antes posible, para que no dañe la piscina.

Escrito por bea | 23 de junio de 2013 | 0 comentarios
Categorias: Piscinas | Etiquetas: ,

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta