Bricolaje con sillas

El bricolaje con sillas es una actividad sencilla que os ayudará a renovar todos estos muebles sin necesidad de ir a una tienda a comprar nuevas. Hoy nos vamos a centrar en estas dos labores: tapizado de sillas y renovar sillas viejas de madera.

Tapizar sillas

Antes de empezar con el tapizado propiamente dicho elige una tela del tamaño adecuado para la misma: puedes optar por telas coloridas, lisas, con dibujos estampados, con texturas, rugosas o de seda, de terciopelo, etc. Recorta la tela hasta dejarla del tamaño adecuado; en algunos casos previamente a este paso tendrás que cambiar el asiento (como se hace lo explicaremos en otros artículos).

Deja unos centímetros en cada uno de los bordes del revestimiento para poder sujetarlo bien a la silla. Cubre el asiento con esta base preparada y grapa los bordes con una grapadora especial para telas que encontrarás en cualquier tienda de bricolaje. Procura que todos los bordes estén bien metidos, y si el paño lleva dibujo que se quede en el centro.

Renovar sillas viejas de madera

Empieza puliendo y lijando las sillas de madera hasta dejarlas lisas y suaves. Tras ello pasa un paño suave ligeramente humedecido para quitar bien todas las virutas y polvo que pudiera quedar.

Haz un asiento de madera y añádele tres capas de relleno de espuma para que quede más blando. Acopla el asiento a la silla.

Si lo deseas puedes añadir detalles como reposabrazos mullidos o apliques en el respaldo; las ideas son muchas.

Escrito por bea | 29 de noviembre de 2014 | 0 comentarios
Categorias: General | Etiquetas:

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta